PORCENTAJE DE IMPREVISTOS DEL AIU – ADMINISTRACIÓN, IMPREVISTOS Y UTILIDAD, EN LOS CONTRATOS DE OBRA.

RESUMEN:

En la contratación estatal en Colombia rara vez se cumple con el precepto legal de valorar los riesgos previsibles que pueden afectar los contratos. Se viene presentando confusión en las actuaciones de los funcionarios de las entidades contratantes, por los conceptos diferentes emitidos mediante sentencias de las Altas Cortes y los que publican los organismos de control.

La confusión está relacionada con el porcentaje de imprevistos del A.I.U. de los contratos estatales y específicamente de los contratos de obra. Ese porcentaje de imprevistos se ha interpretado históricamente como una herramienta para considerar dentro de los presupuestos los riesgos ordinarios, normales y previsibles que deben asumir los contratistas para la ejecución de los contratos.

Sin embargo actualmente, por el nombre de imprevistos, algunos han intuido que el porcentaje de imprevistos del A.I.U. merece tratamiento exclusivo mediante la Teoría de la Imprevisión, y por consiguiente se han dejado de incluir en los presupuestos oficiales de los contratos de obra por parte de algunas Administraciones Territoriales. Al no estar incluidos en los presupuestos oficiales, los contratistas tampoco los pueden incluir en sus ofertas.

Esta situación genera incumplimiento del principio de planeación, reclamaciones contractuales, inseguridad en el desarrollo de los contratos, dilación en la ejecución de los mismos e incluso puede llegar a generar la terminación unilateral del contrato sin la satisfacción de las necesidades de la comunidad.

En las siguientes páginas se tratará este tema desde diferentes ángulos: Legislativo, Doctrina Ingenieril y jurídica, posición de las Altas Cortes, de los Entes de Control y de Administraciones Territoriales; y se hará énfasis en las consecuencias que se pueden esperar según la forma de proceder.

INTRODUCCIÓN

En la contratación estatal en Colombia rara vez se cumple con el precepto legal de valorar los riesgos previsibles que pueden afectar los contratos, a pesar de que existen manuales y guías de cómo hacerlo. Adicionalmente está haciendo carrera por iniciativa de entidades estatales antioqueñas, la supresión del “Porcentaje de Imprevistos” de los presupuestos oficiales (por consiguiente se suprime también este porcentaje de las ofertas presentadas por los oferentes) y adicionalmente de los propuestas económicas presentadas por los proponentes y ya aceptadas por la entidad estatal, de contratos que se requieren adicionar; o en caso de incluir dicho porcentaje, el adjudicatario deberá demostrar la ocurrencia de hechos que realmente sucedieron y que cumplan con todos los preceptos de la Teoría de la Imprevisión para poder tener derecho a su reconocimiento. 

En los contratos estatales de ejecución sucesiva, como es el caso de los contratos de construcción de obras, por regla general se elaboran los presupuestos oficiales y las posteriores ofertas económicas usando la modalidad de precios unitarios directos más costos indirectos. Los precios directos tienen relación como su nombre lo indica, con las actividades que directamente se relacionan con la construcción de la obra: Excavación, pavimento, alcantarillado, por ejemplo. Los costos indirectos hacen referencia a tres aspectos: 1. La estructura administrativa necesaria para la ejecución del proyecto, impuestos, seguros, financiación, etc. 2. Los riesgos ordinarios, normales, previsibles que asumirá el proponente adjudicatario y 3. La utilidad que espera percibir el mismo por la ejecución de la obra. Estos últimos, los costos indirectos, se expresan como porcentaje de los precios directos y tradicionalmente se han llamado porcentaje de A.I.U (% Administración, % Imprevistos y %Utilidad).

Por fuera de los presupuestos oficiales y de las propuestas económicas de los oferentes se encuentran los acontecimientos imprevisibles sobrevinientes con posterioridad a la firma del contrato. Son esos hechos exógenos, anormales, extraordinarios, imprevisibles para los adjudicatarios, que afectan el equilibrio económico del contrato. Es de amplio conocimiento que el equilibrio económico del contrato se puede romper por tres factores fundamentales: Incumplimiento de los deberes del contratante o uso por parte del mismo contratante de sus poderes excepcionales, actos de la entidad estatal contratante relacionados con el “Hecho del Príncipe” y hechos externos a los extremos contractuales: Teoría de la Imprevisión.

Eventos CCI Antioquia

Indicadores Económicos

.

CONTACTO:

Dirección:
Carrera 43 B # 16 95 Oficina 510
Tel:
(+574) 444-88-75
Fax:
(+574) 313.94.87
Web:
www.cciantioquia.com
Email:
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

 

 

 

SOMOS:

El sector de la infraestructura sintió la ausencia en los últimos años de un interlocutor único frente al Gobierno y la opinión pública que defendiera los intereses de los empresarios y velara por su fortalecimiento y su crecimiento...

Síguenos: